Historia y cuidados

Las ratas de laboratorio pertenecen a la especie Rattus norvegicus (variedad albina), y se utiliza comúnmente como mascota conocidas como "fancy rat".

 

Existen los fundamentalmente libres de gérmenes patógenos o gnotobióticos. Para algunos, simplemente, ratones "limpios".

Según la clasificación inglesa, hay ratones desde una hasta cinco estrellas, pero los que se comercializan masivamente son los "tres estrellas" o specific patogen free (SPF); es decir, libres de gérmenes patógenos específicos, también llamados heteroxénicos.

Existen, además, los libres de todo germen demostrable (axénicos), y otros que tienen gérmenes conocidos, inducidos y controlados por el hombre (gnotoxénicos).

Los gérmenes patógenos específicos son un grupo de microorganismos definidos internacionalmente, integrados por bacterias, virus y parásitos que pueden causar afecciones en los animales de laboratorio.

¿Por qué utilizar ratones para experimentación?

Los animales de laboratorio son biomodelos experimentales que tienen la cualidad necesaria para dar respuesta al cuestionamiento de cómo estudiar las enfermedades que afectan al hombre, a la especie que está estudiando, y a las demás especies productivas y domésticas, y las ratas y ratones están entre los que responden más uniformemente a esos requerimientos, son de fácil manejo y poseen las características zootécnicas adecuadas.

Hay miles de líneas y sublíneas de ratones, que replican las enfermedades del ser humano. Hoy existen ratas y ratones para muchas de las enfermedades que padecemos: hay ratas obesas e hipertensas, ratones diabéticos, asmáticos, inmunodeficientes...; unos por mutaciones espontáneas y otros inducidos por el hombre.

Los animales de laboratorio se utilizan, en los países avanzados en la biotecnología y la industria médico farmacéutica, para la obtención de productos biológicos (anticuerpos monoclonales, vacunas, etc.); en pruebas biológicas para el control de la calidad de estos; en los estudios toxicológicos; la experimentación, y la docencia.

A continuación una guía para el cuidado de ratones domésticos (fancy rats) o de laboratorio como mascotas

Dé a sus animales domésticos un hogar feliz.

Las ratas y los ratones requieren de sus propios hogares. Buenos lugares para mantenerlos son acuarios plásticos o de cristal. A mayor tamaño de la rata mayor ha de ser su casa.

Generalmente para ratas de mayor tamaño se utilizan jaulas de alambre, sólo debe tener cuidado de que no tengan el piso o repisas de alambre ya que pueden lastimarse las piernas o doblárselas.

 

A las ratas y los ratones no les gusta estar en un lugar con mucha luz solar ni tampoco muy helado, por lo tanto se debe buscar un lugar que esté protegido contra el frío y el sol.

Los juguetes son muy entretenidos para las ratas, se pueden comprar accesorios para entretenerlos en las tiendas de mascotas o bien hacerlos usted mismo. Los ratones aman jugar y dormir en tubos del papel higiénico. Las ratas necesitan juguetes más grandes. Una caja de zapatos es perfecta para jugar y además puede colocar una cuerda en la jaula a modo de puente para que se desplacen por encima de él.

Una jaula limpia con alimento y agua fresca.

Las ratas y los ratones odian su jaula cuando está sucia. Cerciórese de limpiar la jaula de su rata/ratón al menos una vez por semana. Elimine la cama vieja y coloque un lecho fresco. Nunca utilizar como lecho virutas (aserrín) de cedro o pino ya que trasmiten enfermedades al ratón. Se puede utilizar aserrín de álamo.

 

Es muy importante siempre tener agua limpia y alimento fresco para su animal doméstico. Si no los tienen, las ratas enferman, por lo tanto revise que posean alimento y cambie diariamente el agua, que debe ser abundante.

La mejor manera de dar a rata/ratón es en una botella para agua que se compran en las tiendas de mascotas. No se debe dar agua en platos ya que logrará que el agua se ensucie rápidamente y además su rata estará siempre mojada.

Existen alimentos especiales para ratas que se adquieren en tiendas de mascotas, para ver cual es el mejor alimento se debe consultar a un veterinario.

Regalos especiales

Regalos especiales para su rata son necesarios de vez en cuando, los adoran y además posiblemente sean las mismas cosas que a usted también le gustan. Recuerde que jamás dar regalos comestibles en grandes cantidades ya que se estropeará su alimentación.

 

La fruta es un gran regalo, a las ratas y los ratones les encanta comer manzanas, plátanos, duraznos, frutillas, y las uvas. También aman verduras como zanahorias, apio, pepinos, habas, y brocoli.

A las ratas y los ratones también les gustan los tallarines con salsa, la masa de pizza, el pan, e incluso el cereal. Cualquier cosa que es buena para usted, es buena probablemente para su rata.

No dar comida chatarra a los ratones y ratas ya que enferman, a pesar de que les gusta mucho. Jamás dar caramelos, galletas, confites, chicles, chocolates, o queso.

Porciones de amor

Las ratas y los ratones son grandes animales domésticos. Aprenden a reconocer a su dueño y vendrán rápidamente hacia él cuando lo vean.

Hay que ser cuidadoso al sostener a los ratones: no les gusta ser apretados, empujados o botados al suelo ya que pueden fracturarse y asustarse.

Los ratones son muy amistosos. Una vez que adquieran confianza se quedan quietos para que uno los pueda acariciar, también les gusta colocarse dentro de bolsillos grandes en la ropa de su dueño, cuidado con aplastarlos).

 

Las ratas son muy inteligentes. Algunas personas les enseñan a venir cuando son llamadas por su nombre y caminar por encima de una cuerda, incluso hay ratas entrenadas que juegan básquetbol.

A las ratas les gusta acurrucarse y ser acariciadas. ¡Algunos incluso dan besos!. A la mayoría de los ratones les gusta andar en los hombros de sus dueños y otros prefieren los bolsillos o monederos